Post thumbnail

Historia de los eSports en Argentina – Parte 2 – Los inicios

POSTED BY prophen1 August 23, 2018

Si te perdiste el 1er capítulo, hacé click acá

 

El Inicio

Como casi todos los eventos/movimientos históricos de gran significancia para la humanidad (?), el inicio no puede remitirse a una única persona o a un particular momento o lugar.

Sin embargo, sí hubieron personas y lugares icónicos que forjaron los cimientos de esta apasionante comunidad.

 

La familia que originó todo

En el mundo hay familias que quedan en la historia por ser los precursores y/o impulsores de grandes cambios.

La familia Rothschild marcó tendencia en el mundo financiero. Los Médicis fueron los grandes patronos del arte. Y la familia de los Ming fueron los responsables de sentar las bases de uno de los imperios más grandes del mundo.

Pero fué la Familia del IP (FIP) la que dió los primeros pasos como equipo competitivo y profesional de nuestro país.

 

FIP – Familia del IP

FIP nació de la unión de clanes legendarios de amigos como Ombú, ERP (que se fusionarían primero en * – “Asterisco”) y SL. Compuesto inicialmente por Avenger (“el tío”), Bota, Floyd, Berserker y Kamesta, marcaron un antes y un después en el Counter-Strike de Argentina, allá por los años 2000, o incluso un poco antes.

Estrategias, coordinación, tácticas, hasta ese momento no existía usar las granadas! todo era agacharse, “fullautear” y rezarle al dios recoil. Verlos jugar era un espectáculo. Durante mucho tiempo no hubo otro equipo que les hiciera sombra, hasta tienen un video contando su historia!: https://www.youtube.com/watch?v=XfvBcG3qLJE

Con el tiempo, y en gran parte gracias a ellos, se fueron creando nuevos equipos y comenzó la era de Oro del CS en Argentina.

 

Principios de 2001 – Proyección de Argentina como potencia en la región

Junto a FIP, equipos como OK (Order of Knighthood para los íntimos :D), Pharaoh y ARMY entre otros comenzaron una generación que fue evolucionando en lo que terminaron siendo los equipos más importantes de la época del país.

La moneda fuerte, el “1 peso 1 dólar”, permitía que viajar a competir a Brasil o EEUU sea accesible para muchos. No se requería demasiado para organizar un torneo y permitirse hacer qualys para mandar al equipo ganador a competir en las CPL (Cyberathlete Professional League), lo más parecido a un mundial que había en esa época. En la primer CPL – Sao Pablo – Brasil 2001, dos equipos argentinos pudieron viajar a representarnos y en la siguiente en Rio de Janeiro – Brasil 2001, fueron tres.

Y no solo viajábamos de turistas, como pasa en la actualidad, viajábamos a pelear los primeros puestos. Estábamos al mismo nivel que Brasil en nivel de juego. Para que se den una idea en la CPL Río de Janeiro FIP terminó 3ero y Pharaoh 4to, sólo por debajo de leyendas como SK Gaming (Alemania – 1er puesto) y Red Star (Brasil – base de los futuros MIBR). FIP ese mismo año quedó incluido en el Ranking de la CPL como top 10 del mundo.

Bracket Final – CPL Tilt Total – Río de Janeiro – 2001

 

Fines 2001 – Centros de combate y crisis

Y de repente nos chocamos con otra realidad…

Ya en plena época del 2001, con una de las peores crisis económicas de la historia argentina reciente, así como en las calles se comenzó a vivir un clima combativo y triste que terminó con un final trágico, surgieron algunos lugares que tenían un clima combativo, pero de una naturaleza completamente distinta: serían un rol social, unían gente, brindaban diversión y entretenimiento.

En estos lugares, nos juntábamos a combatir durante horas, ya sea como entrenamiento, torneo o exclusiva diversión. Lugares que hoy no existen más, pero que muchos recuerdan y fueron, sin lugar a dudas, quienes permitieron que el mundo de los eSports se viralice.

Pensemos que no había grandes conexiones de Internet en esa época. Jugar online era muy difícil, o porque era económicamente inaccesible, o técnicamente inviable.

Estos “cybers”, como Kimochi y BLC, en el corazón del microcentro porteño, aglutinaron cientos de jugadores y espectadores y brindaron los mejores espectáculos que esa época podía dar. Imaginen cybers con docenas y docenas de computadoras, cientos de jugadores. Siempre había algo a qué jugar. Siempre había gente conocida. Siempre había diversión.

 

 

 

Headshots y algo más

Los headshots (Counter-Strike) estaban de moda, pero también había otros juegos que, ya sea para descansar de las prácticas, o por la diversión de jugarlos en masa, nos permitían pasar horas entre disparos, enanos decapitados con bombas en su cabeza, aventuras medievales, enfrentamientos con el Diablo y hasta encarnizadas luchas en el espacio con esqueletos portando lanza misiles.

Y en todos los juegos teníamos representantes que hacían mella a competidores mundiales.

Como el clan [X] en Quake 3, liderado por Pipi, un jugador imbatible que estaba entre uno de los mejores del mundo, y que lamentablemente, por los excesos, no pudo jugar el mundial (en plena qualy, ganó la final y se fracturó la mano en un exceso de festejo).

 

  

 

O como Akhenaton, de ese entonces de unos 14 años de edad, que competía internacionalmente en Age of Empires y llegó a ser top 3 del mundo, y luego en Warcraft. Incluso en 2003, en la LG Latin Cup, en Perú, los dos primeros puestos de Warcraft 3 fueron para dos argentinos: Akhenaton, que cayó ante el sorpresivo Tutu.

 

Tutu – Akhen – 1er y 2do Puesto Warcraft 3 – Latin Cup 2003

Y por supuesto no faltaban los juegos en los cuales, si bien no se competía, servían de distracción y diversión, como el Serious Sam, el Codename Eagle (precursor del Battlefield), y muchos otros.

 

Todos los caminos conducen a…

La historia de los eSports en Argentina es de larga data, y si hay algo que sobran son las anécdotas.

Pero de todos los “clanes”, un factor común que marcó la escena para siempre, fue aquel a través del cual muchos de los jugadores de aquella época nos conocimos. Manejado apasionadamente por una de las personas más queridas (salvo que lo tengas de oponente ;), sentó las bases de profesionalismo y fraternidad que incluso hoy, casi 20 años después, se ve en tan solo unos pocos equipos, de este equipo vamos a hablar en la próxima nota…

¡Hasta la próxima semana!

Continuará…

Add comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *